21.3.08

Musas pop del celuloide

Regirando en la red me he dado de bruces con Beautiful girls y me he acordado de esta joven y cándida Natalie Portman de 15 años escasos. Ahora, más de diez años después, es una de las actrices más prometedoras del momento. Pero ¿qué la ha llevado a ser considerar una de las nuevas musas del celuloide? ¿Sus grandes dotes como actriz? Está claro que su belleza no pasa desapercibida, junto con Scarlett Joahnson, en Las Hermanas Bolenas, se encargan de jugar a conquistar a un Eric Bana muy decidido, y a medio público muy entregado.

Las carreras de estas dos actrices se enmarcan en unas condiciones bastante similares: empezaron de pequeñas, los años les han hecho guapas y con gran talento, el público las adora, y ellas, ellas se dejan querer.

Natalie Portman empezó con tan solo 12 años y de la mano de Luc Besson en León El Presional. Un año más tarde, en el 1995, aparecía en, la antes mencionada, Beautiful Girls y conseguida enamorar a un Timothy Hutton ya bastante crecidito. Cosas de nínfulas y amores imposibles. Así que con tan solo 13 años regalaba dulzura y amor en la gran pantalla, dispuesta a conquistar todos los corazones que hicieran falta. Y se ponía manos a la obra: Heat del 1995 junto con Al Pacino, Mars Attacks y Todos dicen I love You en el 1996 parecían despuntar la carrera de esta precoz artista que sin llegar a la veintena conseguida codearse con los más grandes del celuloide.

Después de rechazar algunos papeles importantes, llegaba a nuestras pantalas A cualquier otro lugar, un drama familiar junto con Susan Saradon, fiel seguidora de la artista. Sus siguiente film, La fuerza del amor, roza la mediocridad y, aunque no funciona mal en taquilla, no se basa en un guión fuerte o donde la Portman se pueda lucir demasiado. Así que cuando en el 1997 George Lucas la ficha para su precuela de Star Wars los ojos le hacen chiribitas.

Pasan así más de cinco años entre precuelas y libros, ya que consigue finalizar sus estudios en psicologia. Y en el 2004 inesperadamente vuelve a dar el gran salto con Algo en común, un film sencillo y bonito (con una banda sonora buena de las buenas). Nuevos amores y viajes en sidecar que consiguen retomar el amor olvidado entre tanta galaxia lejana. Closer de Mike Nichols consigue lo que ya es más dificil todavia (sin manos? no no) posicionarla como actriz fetiche, y todo gracias a una oportuna peluca rosa. A partir de entonces los títulos y directores de renombre se suceden como quien cuenta ovejas: Free zone, su película reivindicativa como buena judía que es, V de Vendetta el regalo para los freaks, My blueberry nights, para los seguidores del cine asiático y Hotel Chévalier para todo el mundo que la quería ver desnuda (de perfil eh).


Scarlett Joahnsson, por su parte, también se cuida mucho de no salir desnuda en ninguno de sus films, cosa que apena a sus más fideles seguidores. Esta actriz neoyorquina ha sabido conjugar una carrera prometedora con unos labios y una figura que la delatan y todo esto con tan solo 23 añitos.

Aunque puestos a comparar yo me quedo con la rubia Johansson, no sólo por la trentena de films en los que ha participado, si no por la variedad de estos. Manny and Lo le abrió las puertas para realizar papeles de adolescente en films como Solo en Casa 3 y variedades del estilo y para darse a conocer en la industria. Así es como Robert Redford la escogió en el casting para protagonizar El hombre que surruba a los caballos. Ghost World la introducía en el cine independiente y la posicionaba como icono pop en potencia aunque la verdadera confirmación vendria con Lost in Traslation de la hijísima Sofia Coppola.

Aclamada tanto por la crítica como por el público a partir de entonces su nombre es asociado al éxito de taquilla. La chica de la perla, A Good Woman, In Good Company, y un largo etcérta, hasta que el gran Woody Allen la catapultara hacia el éxito proclamandola su musa en Match Point, la seguiria Scoop y la más reciente Vichy Cristina Barcelona, pendiente de estreno todavía. Y hasta aquí podemos leer porque todo lo demás esta todavía un poco a medias.

Mucha publicidad y muchas marcas de renombre han querido verse represetadas en ella. Louis Vuitton, Calvin Klein y Reebok, con la firma que la actriz ha realizado una colección de ropa deportiva para mujer.

Esta larga y exitosa filmografía no se ha quedado al margen de una biografia también algo revuelta. Sus noviazgos siempre en boca de la premsa rosa han dado de comer a más de un medio "periodístico". Josh Harnett, se rumoreo que Justin Timberlake también había caído, y ahora la novedad es el actor Ryan Reynolds, con el que se le ha visto en actitud muy cariñosa. Scarlett siempre se ha mantenido discreta y fiel de su vida privada.

Otra de las novedades más destacadas será su debut discográfico. Si si, exacto. Como la niña de labios grandes y mirada gélida no tiene suficiente con destacar en el campo de la interpretación se atreve a versionar a uno de lso grandes (de los más grandes) como es Tom Waits. Este próximo mes de mayo se publicará Scarlett sings Tom Waits (incluir aquí cualquier broma facilona sobre el título también facilón) de la discográfica Rhino Records. Y mientras nos mantemos a la espera de eschucar el single nos quedamos con la dedicatoria que le hacen a la susodicha los adolescentens Teenagers.

3 comentaris:

Sergi ha dit...

Ai, les meves Scarlett i Natalie...

Synbios ha dit...

Sigh... Scarlett

Míriam Gómez ha dit...

aish q mones elles! ;)

i torna el Mai i amb més forces q mai! Enhorabona per l'article Andreä!

:D