30.8.07

Caótico Medem


El pasado fin de semana se estrenó la última película del singular director vasco Julio Medem. Caótica Ana es como se titula el film y llega después de siete años de parón desde el documental La pelota vasca.

Empezaremos con un dato. Spiderman 3 ha recaudado lo mismo que todos los 16 estrenos de españoles en lo que llevamos de año. Se rumorea que en Francia, entrará en vigor una ley proteccionista para paliar este tipo de situaciones, que consistirá en programar sólo películas francesas los fines de semana. Si esta ley estuviera aplicada en el estado español este fin de semana en Barcelona únicamente hubiéramos podido ir a ver Caótica Ana de Julio Medem y la comedia El club de los suicidas de Roberto Santiago y protagonizada por Fernando Tejero. Gran dilema.

De todos modos y aún sin existir esta ley, el estreno de la última película de Medem era a priori uno de los títulos más atractivos de la cartelera. Si echamos la vista atrás y analizamos la filmografía de este director vasco, podemos ver como una serie de elementos y temáticas se van repitiendo en todas sus películas, excluyendo la pelota vasca al tratarse de un documental. Caótica Ana no es una excepción, historias corales, encuentros casuales imposibles, personajes superficiales con conversaciones tediosas sobre la vida y el amor, escenas gore con animales, sexo (la cantidad de pechos en sus películas es inversamente proporcional a su calidad), feminismo rancio y temática romántico-esquizofrenica.

Con un argumento basado en una interpretación muy personal
de la reencarnación, Medem construye una historia protagonizada por Manuela Vellés, Ana, una hippie ibicenca, educada por su padre, también hippie, que a juzgar por la película dejó de enseñarle muchas cosas sobre la vida, criando a una ingenua niña adulta que habla con un tono susurrador, odioso pasada la media hora de película. Al igual que sucede con su banda sonora, étnica hasta el aburrimiento.

Ana, la Caótica, es descubierta por una mecenas francesa e internada en una escuela de Madrid. Es aquí dónde Medem intenta nuevamente
contextualizar la historia en un ambiente que no le sienta nada bien, el transcendencionalismo barato, la pésima actuación de los actores masculinos y la incongruencia en la creación de situaciones y personalidades, hace de la actriz y el personaje de Bebe Rebolledo de lo más destacable y coherente del film.

Lejos queda ya el Medem de los ambientes rurales de Tierra, Vacas o la Ardilla Roja, obras maestras de su filmografía de las que, eso si, el director sigue manteniendo una agradecida obsesión por los detalles estéticos y en parte una originaladidad argumental y narrativa poco vista en el cine español. Digo en parte, ya que el traslado de personajes de las montañas, campos y campings vascos, a ciudades cosmopolitas, paraísos terrenales y ambientes artisticos deja a relucir sus defectos para hacerle caer repetidamente en un pastelismo y cursilería de la que ya no te despiertan ni un primer plano de unos cuervos comiéndole los ojos a un cadáver en el desierto.

Eso si en esta ocasión dota a la historia de una epicidad casi histórica y unas localizaciones bastante espectaculares, que acompañadas de un simbólico y redondo desenlace (sólo digno de él), auguran, esperemos, un nuevo cambio en el onírico universo de uno de los mejores y más personales directores de nuestro pais. Recomendamos que se queden hasta el final de los créditos no sólo por los dibujos de Ana Medem, si no también para descubrir a Antonio Vega en el papel de Antonio Vega.


9 comentaris:

mir* ha dit...

m'ha encantat l'article. jo encara no he vist la peli, però t'he de dir que ahir vaig estar parlant amb una amiga que sí que l'havia vist i em va dir exactament el mateix que tu dius...
ho tindré en compte, però de totes maneres encara tinc ganes de veure-la!

:)

Andreä ha dit...

jo he llegit que medem només explota la seva particular pornografia emocional....però no entenc ben bé que és pornografia emocional...
intentaré investigar sobre el tema
^^


l'article perfecte i em fan treure les poques ganes que tenia de veure la peli, cap a la mula de cap

;)

Synbios ha dit...

Me gustaria ver los datos de asistencia al cine los fines de semana si se aplica la ley esa que explicas al principio del articulo...

Míriam Gómez ha dit...

jolin jo tmb la volia veure... però ara ja no ho sé!

Edu J. ha dit...

Bueno igual entonces empezamos a ir al teatro o a conciertos queseyo... Eh! En conclusión recomendaria ir a verla al cine xeso.. (pqno..) :)

Eduard Gras ha dit...

això és el q m'agrada a mi! articles que ho estripen tot! :D

Anònim ha dit...

Totalment en contra..es una bona peli..un gran cercle..ves més enllà !!

edu j. ha dit...

Bé,no tot el contrari, de fet jo no he dit que sigui una pelicula dolenta en conclusió, incluso recomiendo ir a verla!

(deberiamos ponerles estrellas de volaración o qué??)

kowalsky ha dit...

Pasa d'estrelles, la película no és dolenta però es tant fluixa que entrepussa amb els cordons de les seves pròpies sabates. El millor l'inici i el final, el pitjor el mig.